9.8.16

EL INVITADO DEL MES: ENGANCHADOS A LA COCINA. SEMIFRIO DE NARANJA Y CHOCOLATE

Buenos días!

Vamos a darle caña al asunto que la entrada de hoy viene con cuuuuuuurvas! Y no lo digo porque sea peligrosa sino porque la decoración del Semifrío de Naranja y Chocolate que tenéis a continuación es un zig-zag impecable! Y sí, es sin horno... perfecta para que todos quedéis convencidos de que va a ser vuestra receta del mes!

Todos los que seáis bloggers compartiréis conmigo que en Agosto nuestra pasión no descansa... bueno un poco más de lo normal si, pero no del todo! Así que en este mes también hay tiempo de endulzarnos la vida, de maquinar nuevas propuestas dulces, de seguir llenando vuestra vida de pedacitos de felicidad. Yo, por mi parte, en unos días me pondré manos a la masa con la tarta de aniversario de mi padre, pero antes de ello tenía que pasar por aquí para dejaros la maravillosa aportación de la nueva Invitada del mes de Agosto en mi blog. Ella es Rebeca Padín, creadora de una página web llenísima de riquísimo contenido, bajo el título de Enganchados a la Cocina. (Y no os perdáis su facebook y su instagram donde con solo un vistazo quedaréis prendados de sus creaciones... y por supuesto su canal de youtube -admiración te tengo por tener valor a atreverte también con los videos y su edición-). 

Un aspecto interesantísimo que podréis descubrir si os pasáis por el blog de Rebeca es que se atreve con todo. Adoro la gente que se arriesga, que prueba, que se pone retos, que aprende y crece con cada creación. Rebeca es capaz de preparar y presentar desde recetas tradicionales como un flan o unos sobaos, recetas americanas como layer cakes o cinnamon rolls, recetas delicadas como mousse o milhojas, recetas básicas como mermeladas y siropes, recetas de cookies y galletas decoradas... hasta maravillas que nos transportan a esas mini tartas de la alta repostería, como es el caso de este Semifrío de Naranja y Chocolate. Elegante, fino, cuidado y con sabores que combinan a la perfección

Y encima todo le queda rebien... no hay excusa... todos a seguirla!

_________________________

Hola a todos, mi nombre es Rebeca y me encanta la cocina en general y la repostería en particular. Disfruto mucho preparando todo tipo de postres a mi familia, cupcakes, tartas, bundt cakes y cualquier postre. 



Informática de profesión y con dos enanos preciosos, los pocos momentos que me quedan libres después de todas las obligaciones que tengo, intento dedicarlos al blog con el que apenas llevo un año y medio.

Desde hace tiempo sigo el blog de Ainhoa, ya que me gustan mucho sus recetas y su desparpajo, me parece una chica encantadora :). Y aunque me ha costado un poco conseguir ser el invitado del mes, por fin aquí estoy. Muchas gracias Ainhoa por esta oportunidad.








 El postre que os traigo hoy es muy fresquito por que con el calor que hace (al menos en Madrid) es lo que más apetece y además es muy muy fácil. Espero que os guste tanto como a mi y disfrutéis mucho. 

Besos a todos.



SEMIFRÍO DE NARANJA Y CHOCOLATE

* Para un molde cuadrado de 12x12cm.


INGREDIENTES para el semifrío de naranja:
  • 130 ml de Zumo de Naranja
  • Ralladura de una Naranja
  • 120 ml de Nata
  • 70 gr de Azúcar Glas
  • 3 gr de Gelatina Neutra en polvo

PREPARACIÓN del semifrío de naranja:
  • Comenzamos hidratando la gelatina. Para eso la ponemos en un cuenco y le añadimos una cucharada de agua y dejamos que se hidrate.
  • Después montamos la nata junto con el azúcar glas y una vez montada bien firme reservamos.
  • Ahora calentamos un poquito la gelatina y se lo añadimos al zumo de naranja. 
  • Añadimos a la nata que teníamos reservada el zumo de naranja y la ralladura y mezclamos con movimientos envolventes. 
  • *Yo en este caso le he puesto una base de bizcocho de chocolate que  me había sobrado de retocar una tarta, pero si no queréis no es necesario ponerle base, o se puede poner de galletas, bizcocho genovés, etc.
  • Añadimos la mezcla y llevamos al congelador al menos 4 horas. 



INGREDIENTES para la ganache:
  • 70 ml de Nata
  • 70 gr de Chocolate 70% Cacao

PREPARACIÓN de la ganache:
  • Para preparar la ganache, hervimos la nata y se la añadimos al chocolate. Dejamos reposar un minuto y después movemos hasta que se haya disuelto todo el chocolate. Cubrimos con papel film a piel y dejamos que se enfríe. 
  • Para degustar este postre aconsejo que se saque unos minutos antes del congelador. Decoramos con la ganache de chocolate y...



... a disfrutar!

Rebeca

21.7.16

HELADO DE VAINILLA, CARAMELO Y NUECES

Buenos días! Seguro que muchos de vosotros estáis o estaréis pronto de vacaciones. Estos días, con tanto tiempo por delante, son buenos para preparar recetas dulces, fresquitas y deliciosas, verdad? Hoy, sin exagerar ni un poco, os traigo la mejor receta de helado de vainilla que he probado y preparado desde que tengo uso de razón: Helado de vainilla con salsa de caramelo salado y nueces pecanas caramelizadas. Madredelamorhermoso! El título es largo, muy largo, pero simplemente podríamos simplificarlo como "El Helado Perfecto".


Un cremoso helado de vainilla que, con su sabor, encantará a todos; una salsa de caramelo salado que aporta ese chispazo y toque rockero a la receta; y unas nueces pecanas caramelizadas que crujirán en cada bocado. Perfecto para comer en un cono de helado con o sin chocolate, entre dos obleas de galleta, encima de un rico coulant o un esponjoso bizcocho marmolado, o bien simplemente a cucharadas directamente del recipiente.

Me encanta porque os aseguro que no tiene nada que envidiar a los estupendos helados que venden en muchas heladerías artesanales. Para elaborarlo me he basado, como prácticamente siempre, en la receta básica del libro Polos y Helados de Sandra Mangas, añadiendo yo misma los complementos al helado y personalizándolo completamente a mi gusto. Os animo a todos a probarlo!

HELADO DE VAINILLA, CARAMELO SALADO Y NUECES PECANAS

INGREDIENTES para el helado de vainilla:

  • 500ml nata líquida para montar
  • 250ml leche
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla
  • 150g azúcar blanco
  • 1 cucharadita de maicena
  • 3 yemas de huevo
  • Salsa de caramelo salado (ingredientes y preparación explicados abajo)
  • Nueces pecanas caramelizadas (ingredientes y preparación explicados abajo)

PREPARACIÓN del helado de vainilla:

  • Antes de empezar, os recuerdo que la heladera debe estar en el congelador 24 horas antes de mantecar el helado. Ahora es el momento de ponerla si aún no lo habéis hecho!
  • En un bol, colocamos unos dedos de agua muy fría y unos hielos que nos servirán para enfriar la mezcla de helado rápidamente. Lo dejamos en el congelador para uso posterior.
  • En un vaso, colocamos 50ml de leche junto a la maicena. Mezclamos y reservamos.
  • En un cazo a fuego medio, colocamos 200ml de la leche, 250ml de la nata, la pasta de vainilla y el azúcar. Lo llevamos a ebullición, mezclando suavemente algunas veces con una pala de madera.
  • En un bol aparte, batimos enérgicamente las 3 yemas de huevo hasta que blanqueen y cojan más cuerpo. Podéis hacerlo perfectamente con unas varillas de mano.
  • Cuando la mezcla anterior haya hervido, vamos echando dicha preparación sobre las yemas de huevo, en forma de hilo y sin dejar de mezclar con las varillas de mano. Muy poco a poco, de manera que las yemas de huevo no cuajen, sino que se mezclen perfectamente con los demás ingredientes. Cuando nuestra mezcla sea líquida y esté totalmente integrada, incorporamos la leche con la maicena. Mezclamos de nuevo.
  • Volvemos a verterlo sobre el cazo que hemos utilizado antes y lo llevamos, de nuevo, a fuego medio. Vamos removiendo con la pala de manera o las varillas de mano, al mismo tiempo que la mezcla va espesando ligeramente (se convierte en una crema amarillenta con un poco de consistencia, es decir, al levantar la pala de manera vemos como queda una capa a su alrededor y ya no cae de manera tan líquida sino más a "pegotes" pequeños).
  • Sacamos el bol con agua y hielos del congelador.
  • Inmediatamente después de retirarlo del fuego, colocamos el cazo dentro del bol frío. Removemos sin parar para bajar la temperatura de nuestra crema de vainilla, evitando que entre ninguna gota de agua. Cuando su temperatura haya bajado, lo tapamos con papel film y lo metemos en la nevera hasta que enfríe completamente.
  • Montamos los 250ml de nata líquida restante en un bol, no del todo, sino simplemente hasta que la nata tenga un poco de consistencia y forme pequeños picos. Entonces, la incorporamos a nuestra crema fría de vainilla que tenemos en la nevera, con la ayuda de una espátula de mano y con movimientos envolventes.
  • Volvemos a tapar con papel film y lo dejamos en la nevera durante toda la noche o al menos durante 8 horas.

*Aprovechamos todo este tiempo para preparar la salsa de caramelo salado y las nueces pecanas caramelizadas (ingredientes y preparaciones explicadas más abajo).

  • Mantecamos el helado siguiendo las indicaciones de nuestra heladera. Generalmente, en unos 30-40 minutos lo tendríais listo.
  • En un recipiente, preferiblemente de cristal o de metal, vamos a montar nuestro Helado. Para ello, colocamos dos o tres cucharadas de helado de vainilla y, por encima, vertemos un poco de la salsa de caramelo salado y unas cuantas nueces pecanas caramelizadas. Colocamos 2 o 3 cucharadas de helado más y vertemos, de nuevo, salsa de caramelo salado y nueces pecanas. Así hasta completar todo nuestro helado.
  • Metemos en el congelador durante al menos 24 horas más. Sacamos del congelador 5 minutos antes de servir.


INGREDIENTES para el caramelo salado o salsa de toffee:

  • 100ml nata líquida para montar
  • 80g azúcar blanco
  • 25g mantequilla
  • 1/2 cucharadita de sal gruesa o 3/4 cucharadita de flor de sal (opcional - si queréis caramelo normal, no añadáis la sal y listo!)

PREPARACIÓN del caramelo salado o salsa de toffee:
  • Preparar caramelo salado líquido puede conllevar peligro de quemaduras y salpicones. Por ello, os recomiendo que todos los ingredientes estén mínimo a temperatura ambiente. Uno de los momentos dónde hay que ir con más cuidado es cuando la nata y el azúcar ya caramelizado se ponen en contacto. Por este motivo, os aconsejo calentar la nata antes de empezar, ya sea a fuego medio o bien con el microondas.
  • En un cazo a fuego medio colocamos el azúcar para que se vaya formando el caramelo. Veréis como poco a poco el azúcar va adquiriendo un tono tostado, empezará por la parte de abajo, deshaciéndose y caramelizándose. Cuando veáis que toda la base está ya caramelizadas mezcláis suavemente con una espátula de madera, de manera que el azúcar blanco que aún queda se ponga en contacto con la base del cazo y se caramelice también. No mezcléis continuamente o se formarán cristales de azúcar y será más difícil conseguir un caramelo sin grumos. Es preferible que el cazo sea alto, para que luego al incorporar los demás ingredientes, no suba demasiado y se nos derrame o nos salte a la piel. Cuando todo el azúcar blanco esté disuelto y tenga un tono marrón claro, lo retiramos del fuego (son sólo unos minutos... no vale ir al baño o se os quemará!).
  • Inmediatamente, añadimos la nata líquida para montar previamente calentada. Poco a poco, en forma de hilo y mezclando con la cuchara de madera. Aquí es cuando tenéis que tener extremo cuidado: la mezcla hervirá, subirá por el cazo y os puede salpicar por el contraste de temperaturas.

* Truco: Si la nata aún sigue caliente, veréis como al mezclarla con el caramelo, los dos ingredientes se van integrando perfectamente. Si la nata está a temperatura ambiente o fría, el caramelo se solidificará y por mucho que mezcléis no conseguiréis que se integre con la nata. Si os pasa esto último, podéis poner el cazo con la nata y el caramelo a fuego medio e ir mezclado con la pala de madera, poco a poco el caramelo se deshará y dichos dos ingredientes se unirán por completo.

  • Entonces, incorporamos la mantequilla y la sal. Mezclamos suavemente de nuevo hasta que la mantequilla se deshaga por completo y volvemos a poner a fuego medio unos 3-4 minutos. Vamos removiendo para eliminar posibles grumos de caramelo o de mantequilla, hasta conseguir una salsa de caramelo salado perfectamente unificada y lisa, con un tono marrón claro.
  • Volcamos nuestra salsa de caramelo salado en un envase de vidrio. Tapamos con papel film y dejamos a temperatura ambiente hasta que enfríe. Luego lo metemos en la nevera hasta utilizarlo.


INGREDIENTES para las nueces pecanas caramelizadas:

  • 20g azúcar moreno
  • 10g mantequilla
  • 80g nueces pecanas peladas

PREPARACIÓN de las nueces pecanas caramelizadas:

  • Si no tenemos las nueces pecanas sin cáscara, lo primero será entretenernos a pelarlas hasta conseguir los 80g necesarios. Reservamos.
  • En la encimera de la cocina, colocamos una tira de papel de horno. Reservamos.
  • Ponemos el azúcar y la mantequilla a dados en un cazo a fuego medio. Debemos esperar hasta que la mantequilla se haya deshecho por completo, entonces removemos para que se una con el azúcar.
  • Incorporamos las nueces pecanas troceadas y removemos con una pala de madera. Dejamos en el fuego unos 5 minutos, viendo como el azúcar y la mantequilla se van caramelizando, adquiriendo un tono marrón. Con la pala de madera removemos para que las nueces queden cubiertas de este caramelo.
  • Pasados los 5 minutos, vertemos las nueces encima del papel de cocina y con la ayuda de un cuchillo vamos separando las nueces.
  • Dejamos enfriar a temperatura ambiente para que endurezcan (en solo unos minutos están listas).


Con este maravilloso helado me despido de todos vosotros en esta temporada veraniega. Eso sí, no pienso dejaros abandonados... de eso nada! En mi Facebook continuaré compartiendo con todos vosotros todas las recetas que creo que os pueden ser perfectas para estos días calurosos; y en Instagram intentaré ir compartiendoos mis andanzas viajeras y mis recetas preferidas.

Deseo que tengáis un verano maravilloso, que podáis visitar algún sitio desconocido y precioso al mismo tiempo, que saquéis tiempo para desconectar y estar con los vuestros, y además que los sorprendáis con alguna de mis recetas (pido poco, eh!). Nos reencontraremos en mi blog con recetas nuevas desde la primera semana de Septiembre, prometido!

Besoooootes <3

14.7.16

POLOS DE CEREZA Y QUESO

Buenos días! Que levante la mano aquellos a quienes les pirran las cerezas. Veo muchas manos alzadas... así que me voy a atrever a deciros que hoy os traigo uno de los mejores dulces helados para los amantes de esta maravillosa y carnosa fruta: Polos de Cereza y Queso.  


Hace más de dos años me aventuré a preparar mi primer polo. Tenía cerezas y estaba acompañado de un cremoso de vainilla y chocolate. Suuuuper rico... pero nada, nada, nada mostrable. Sabéis esa época en la que empiezas a hacer dulces, se convierte en un hobby y por pura ilusión sacas fotos a tus preparaciones, sin tener demasiada idea de enfoque, luz o composición? Yo me sentía muy orgullosa, incluso me plantee ponerlo en el blog! Menos mal que no lo hize... Desenfocado a más no poder, con las gotitas que aparecen cuando el helado se está deshaciendo, con un fondo y una base horrorosos, con cerezas mal colocadas y posicionadas... Y me atreví a hacerle todo un book de fotos, pasando el editor a "las mejores", por supuesto!

... Me prometí volver a preparar otro polo con cerezas.

... Me prometí mejorar cada vez más mis fotografías.

... Me prometí darme cuenta de que hay que valorar los principios, no avergonzarse de ellos ya que forman parte del gran camino que todos llevamos en nosotros mismos (aunque no aparezcan nunca en mi blog).


Me resulta curioso pensar que siempre que salgo fuera de casa y estoy en una terraza o en el chiringuito de una playa, suelo decantarme por escoger polos cremosos, con chocolate, vainilla, caramelo o productos similares. No me gusta casi ningún polo de hielo de los que encontramos en cualquier tienda o supermercado... me parecen artificiales, demasiado dulces y odio cuando únicamente te queda el hielo y ha desaparecido el "verdadero" sabor. Pero en mi casa, todo este pensamiento cambia...

Adoro preparar Polos de hielo caseros, con el sabor natural y dulce de la fruta fresca, y con la cremosidad de un buen lácteo. En esta ocasión, cómo ya habéis ido leyendo, me he decantado por una combinación de sabores espectacular: queso, cerezas y yogur. Un polo suave, que refresca de verdad, en el que se pueden distinguir perfectamente todos los sabores. Sin más... Allá vamos con la receta.



POLOS DE CEREZA Y QUESO

*4 unidades de 90ml cada una.

INGREDIENTES para la capa de queso:

  • 80g queso philadelphia
  • 125g yogur griego
  • 40ml sirope simple de azúcar (agua+azúcar)

ELABORACIÓN del sirope simple y la capa de queso:

  • Lo primero que debemos preparar es el sirope simple de azúcar. En mis Polos de Yogur y Melocotón tengo explicada la elaboración de dicho sirope paso a paso. Es muy fácil y rápido, y además podemos guardarlo en la nevera durante todo el verano, listo para usar en nuestros polos y helados! Eso sí, se debe hacer el día anterior preferiblemente para que tenga suficiente tiempo de enfriado antes de usarse. Os recuerdo ligeramente la elaboración: agua y azúcar en un cazo a fuego medio hasta hervir, entonces bajamos el fuego y dejamos hervir 5 minutos más. Vertemos en un bote y dejamos enfriar por completo.
  • Ahora sí, procedemos a preparar nuestros Polos. Os recuerdo que todos los ingredientes deben estar fríos, directamente de la nevera.
  • En un bol, con ayuda de unas varillas manuales o una espátula, mezclamos el yogur griego con el queso philadelphia. Añadimos el sirope simple de azúcar y mezclamos hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.
  • Rellenamos la mitad de nuestros 4 moldes con dicha preparación, colocamos los palitos de madera en cada orificio y lo metemos en el congelador mientras elaboramos la siguiente capa.


INGREDIENTES para la capa de cereza:

  • 200g cerezas
  • 60ml sirope simple de azúcar (agua+azúcar)

ELABORACIÓN de la capa de cereza:

  • Lavamos y deshuesamos las cerezas. Las ponemos dentro de nuestra trituradora y formamos un puré de cerezas. Incorporamos el sirope simple de azúcar y mezclamos bien para que se integren estos dos ingredientes.
  • Si ha pasado mucho tiempo desde que pusimos la primera capa de nuestros polos en el congelador y éstos están ya bastante o algo congelador, deberemos raspar la superfície con las puas de un tenedor para que así la capa de cereza se adhiera perfectamente a la capa de queso. En caso de que haya pasado un margen de tiempo corto y la mezcla aún no haya endurecido, incorporaremos la capa de cereza con la ayuda de una cucharilla, poco a poco y cubriendo por completo las 4 cavidades de nuestro molde para helados. 
  • Metemos en el congelador durante al menos 8 horas.  A mi me gusta hacerlo de un día para otro y así no preocupo de controlar las horas.
  • Desmoldamos con cuidado. Si es un molde de silicona veréis que es muy fácil ya que solo hay que "doblar" el molde en el sentido contrario y tirar del helado ligeramente para sacarlo. Si es un molde de plástico o de metal y el polo no sale suavemente tirando del palo, podéis humedecer las paredes del molde con agua tíbia y os será más fácil.


Espero que os haya gustado la receta que os he preparado en esta ocasión. Yo he de reconocer que, además de ser unos polos riquísimos, estoy totalmente enamorada de las fotos que conseguí hacerles! Qué os parecen a vosotros?

Si os habéis quedado con ganas de más polos de este estilo, os dejo los enlaces a dos otras versiones y combinaciones que seguro os van a encantar: Polos de Limonada de fresa y yogur (elaborados y publicados por mi misma en el blog de Megasilvita) y Polos de Yogur y Melocotón.

Y si lo que buscáis son más recetas con cereza, os dejo éstas que seguro os encantarán: Tarta fría Selva Negra (mi propia versión de la mítica tarta, con un toque veraniego y sin horno), Cupcakes de Limón y Cereza Negra (esponjosos, con una cobertura de doble color y un interior inmejorable) y Crostata de Coco y Cerezas (una pie italiana con una compota de cerezas alucinante).

No me digáis que no os dejo opciones para estas tardes de verano y vacaciones! Ya estoy deseando ver vuestras creaciones y versiones.

Besooooootes <3

7.7.16

EL INVITADO DEL MES: CAU DE SUCRE. CHARLOTTE DE MELOCOTÓN Y LIMÓN

Buenos días! Recetas fresquitas es lo que todos necesitamos ahora, que nos permitan sobrellevar aunque sea un poco mejor todo este calor que nos ha llegado. Si estáis de acuerdo conmigo no os perdáis la maravillosa Charlotte de melocotón y limón que viene a continuación.

Como todos los que me seguís ya sabéis, cada inicio de mes trae con él un nuevo Invitado del Mes en mi blog. Qué significa eso? Pues que otra chica o chico, interesado en el mundo de la repostería (ya sea blogger o no) se introduce en mi blog para presentarnos una receta especial y única para dicha ocasión. Y este mes de Julio está protagonizado por Raquel, del maravilloso blog Cau de sucre! Si aún no la seguís y no habéis visto sus creaciones dulces, os aseguro que estáis tardando! Echad un vistazo a sus recetas, a su facebook y entenderéis porque os lo digo.

La verdad es que Raquel apareció en mi vista por casualidad, una tarde-noche, aburrida, "investigando" y buscando inspiración por Instagram... y os aseguro que supe que un día u otro tenía que conseguir tenerla aquí, en mi blog, dentro de mi familia dulce! Me encanta el toque floral, femenino y "shabby chic" que tiene en las fotografías que definen sus dulces. Y es que, además, tiene muy buen gusto a la hora de decorar sus tartas y postres, de presentarlas y de darles ese acabado final con el que te entran ganas de meterte en la cocina. Tengo que reconocer que el Twix Gigante sigue siendo mi sueño por cumplir... así que, avecino que lo encontraréis por mi blog tarde o temprano (te lo voy a copiar... aviso! jajajaja). Ahora a disfrutar de la pedazo de Charlotte que nos ha preparado esta magnífica invitada. Fresquita, preciosa y con productos de temporada.


                                                           _________________________

Hola a tod@s!!

Yo soy Raquel, creadora y escritora del blog Cau de sucre, ¡y se me ha concedido el gran honor de ser la invitada del mes de Julio!



Este mes hace ya 7 lunas que me adentré en la aventura de ser “bloggera”. Me encanta la cocina, y sobre todo la repostería. Siempre ha sido mi hobby, preparar dulces, sobre todo cupcakes y pasteles. Y como cosa curiosa, yo no soy muy golosa, de hecho, en general prefiero lo salado y de los dulces que preparo me como un trocito y ya está, con el resto hago lo que más satisfacción me produce de todo, repartirlo y ver cómo la gente disfruta comiendo. Eso es lo que me hace más feliz, ¡alimentar a la gente!

Cuando decidí abrir el blog fue más bien como un experimento y para ver cómo funcionaba la cosa, la gente me insistía en que lo hiciera y quise probarlo. Pero la verdad, no pensaba que me engancharía tanto ni que me haría tan feliz. De profesión soy ingeniera, además expatriada a Múnich como tantos otros, y entre el estrés, las horas del trabajo, viajes, etc. a veces se me hace difícil seguir con esto. Pero ahí estoy, dale que te pego y haciendo lo que puedo, porque me cuesta muchísimo encontrar tiempo para hacer la recetas, fotos, editar, escribir… ¡Pero de momento sigo tan motivada que ni se me pasa por la cabeza dejarlo!




En el blog podéis encontrar todo tipo de repostería, siempre con un toque diferente y creativo y con muchas flores (son mi tercera pasión, la segunda son los gatos J) y mucha fotografía, que es con lo que más disfruto. También intento que todo lo que preparo utilice ingredientes de temporada, porque soy una entusiasta del desarrollo sostenible y de vez en cuando, publico algunas recetas saludables y también aptas para gente con intolerancias. Qué no encontraréis, tartas con fondant. Lo siento, pero es algo que no me atrae en absoluto y que además me parece artificial.

Cuando le envié un mail a Ainhoa pensé, bueno por intentarlo no pierdes nada, pero ni de coña te van a dar esto a ti. Y va ella y me contesta enseguida diciendo que sí!! Y yo que me quería morir, pero de alegría claro. Problema, hace ya meses de esto y he estado tan obsesionada dándole vueltas a qué podía hacer para esta sección que por poco no me vuelvo loca. Y es que el nivel del blog del Ainhoa es excelente que la presión es demasiada alta y solo tengo la sensación de que mis fotos estropearán su preciosa web. Pero como rendirse es de cobardes, yo he tirado para adelante, le he dado muchas vueltas a la receta que os quería presentar y aquí la tenéis, una Charlotte la mar de refrescante para el veranito. Espero que la disfrutéis tanto como yo lo hice.




CHARLOTTE DE MELOCOTÓN Y LIMÓN


INGREDIENTES:

Para el bizcocho:

4 huevos
Una pizca de sal
140 g de azúcar
80 g de harina
60 g de Maizena
1 cucharadita de levadura en polvo

Para el curd de limón:

300g de azúcar
50g de harina de maíz (Maizena)
350ml de agua
3 yemas de huevo
3 cucharadas soperas de mantequilla o margarina
Ralladura de un limón
120ml de zumo de limón (2 limones aprox.)


Para el relleno de la Charlotte:

5 hojas de gelatina neutra
100 g de queso fresco batido o queso quark
200 g de yogur griego
Ralladura de un limón
2 cucharadas soperas de zumo de limón
70 g de azúcar glas
2 cucharadas soperas de Limoncello
2 melocotones
350 ml de nata líquida para montar (muy fría)

Para decorar:

2 cucharadas soperas de Limoncello
1 cucharada sopera de zumo de limón
1 cucharada sopera de azúcar glas

Flores frescas (opcional)




PREPARACIÓN:

Del curd de limón:

Empezamos preparando el curd el limón, esto se puede hacer al día anterior si queréis o también comprarlo hecho. En un cazo mediano mezcla el azúcar, la Maizena y el agua. Pon a calentar a fuego medio hasta que hierva. En un bol bate ligeramente las yemas con un tenedor. Vierte la mitad de la mezcla del cazo en el bol de las yemas, mezcla y vuelve a verter todo en el cazo. Sigue cocinando de nuevo hasta que hierva durante 2 minutos. Retira del fuego y añade mantequilla, la ralladura de limón y el zumo. Mezcla bien, te quedará una crema espesa amarillenta y semi transparente.

Del bizcocho:

Seguimos con el bizcocho, precalienta el horno a 180 º C. Separa las yemas de las claras, añade 4 cucharadas de agua tibia y la pizca de sal a las claras y, con la batidora eléctrica y el accesorio de varillas, móntalas a punto de nieve. Añade el azúcar y sigue montando durante 3 minutos más a velocidad alta. Incorpora las yemas y mezcla ligeramente. Tamiza la harina, la Maizena y la levadura y añádelas a la mezcla removiendo suavemente a mano en movimientos envolventes hasta que se incorporen los ingredientes.

Cubre la bandeja del horno con un papel de hornear y vierte la mezcla del bizcocho. Esparce bien la masa por toda la superficie de la bandeja. Hornea a 180 º C durante 10 minutos o hasta que veas que la superficie empieza a coger un tono dorado.

Retira del horno deja que se enfríe un poco. Aún en caliente, esparce azúcar sobre un paño de cocina limpio. Coloca el bizcocho sobre el paño y enróllalo. De esta manera lograras que el bizcocho quede con la forma deseada, si no se hace en caliente el bizcocho no es tan flexible y se puede romper al enrollar. Deja enfriar completamente el bizcocho enrollado y mientras tanto puedes preparar el curd de limón. Una vez el bizcocho esté frío, vuelve a desenrollarlo con cuidado y esparce el curd de limón por la superficie dejando dos dedos sin crema en los márgenes. Vuelve a enrollar con la ayuda del paño de cocina y ya está listo. Si quieres ver un paso a paso de cómo preparar el brazo de gitano puedes consultar el link de esta receta donde lo explico con más detalle (link).

Del relleno:

Para preparar la crema de la Charlotte, pon las hojas de gelatina en agua fría para que se ablanden. Mientras, en un bol, mezcla el quark, el yogur, la ralladura y el zumo de limón y el azúcar glas. En otro bol pequeño, calienta las dos cucharadas de Limoncello un poco en el microondas y añade las hojas de gelatinas previamente escurridas. Añade a la mezcla de gelatina y Limoncello un par de cucharadas de la crema y mezcla todo bien. Vierte todo en el bol de la crema, mezcla y deja reposar.

Mientras la mezcla reposa, lava y pela los melocotones, quítales el hueso y córtalos en rodajas gruesas (de 1 cm aproximadamente), reserva. Monta la nata.

Tan pronto como la crema de quark y yogur empiece a cuajar, añade 1/3 de la nata montada y bate bien con las varillas para que se igualen las texturas de las dos cremas. Añade el resto de la nata y mezcla con movimientos suaves y envolventes justo hasta que se incorpore.




MONTAJE y DECORACIÓN:

Para montar la charlotte corta el brazo de gitano en unos 10 o 12 trozos. Usando un aro redondo ajustable, crea primero la base con trozos de brazo de gitano (de unos 20 cm de diámetro) y luego coloca más trozos por las pareces hasta cerrar el círculo. Mezcla el azúcar glas, el Limoncello y el limón y con un pincel, moja un poco todos los trozos de brazo de gitano con esta mezcla.

Rellena con la mitad de la crema, coloca las rodajas de melocotón y cubre con el resto de la crema. Con una espátula le puede hacer un efecto ondulado en la superficie. Enfría en la nevera durante un mínimo de 4 horas. Antes de servir decora con flores comestibles y algunas rodajas de melocotón al gusto.



Raquel.

27.6.16

SMOOTHIE DE TARTA COLIBRI

Buenos días! Muchos de vosotros seguro que habéis oído hablar de la Tarta Colibrí, también conocida como Hummingbird Cake. Un pastel jugoso y sedoso en el que la piña, el coco, el plátano y el queso se llevan todo el protagonismo. Pues bien... hoy os traigo mi propia versión: un Smoothie de Tarta Colibrí.



Los Smoothies son unas bebidas cremosas y frescas elaboradas a base de fruta, hielo y productos lácteos. Una delicia que se está poniendo cada vez más de moda! Son perfectas para tomar a media tarde ahora que llega el calor, en una terraza después de un paseo en bicicleta por la ciudad; como regalo sorpresa de buena mañana a tu pareja, recién levantado; e incluso como recompensa después de una buena sesión de gimnasio. Sea como sea, os aseguro que son unos batidos muy bien recibidos, versátiles y adaptables a todos los gustos, saciantes y sanos.

Uno de los puntos fuertes que he encontrado a mi combinación de frutas y lácteos es el equilibro y el contraste de sabores. La piña aporta ese toque ácido e intenso, el coco lo compensa con su suavidad y dulzor, el plátano le añade cuerpo y consistencia, el queso y el yogur lo hacen más suave, sedoso y cremoso, y además las nueces nos ayudan a combatir el colesterol y los problemas de corazón. Toda una experiencia gustativa que no os podéis perder!



Y porqué hoy y ahora? Pues bien, resulta que como celebración de la 2a edición de Nueces de California Experience, nos han propuesto un nuevo reto a varios bloggers: elaborar nuestro mejor Smoothie con Nueces de California. Yo no podía dejar escapar la oportunidad de participar y poder asistir a dicha celebración en la Foodieteca Barcelona, un espacio donde podremos descubrir todos los beneficios y usos posibles de las nueces junto a grandes profesionales como Daniel Jordà, Carlos Maldonado y Javier de las Muelas, entre otros. Y allí también estaré yo, preparando mi Smoothie y esperando ser la elegida para ganar un viaje a California. Vais a venir a animarme, porfavoooor? Tenéis toda la información del evento AQUÍ, que se celebrará este viernes 1 de Julio.

Y por si fuera poco... para poder preparar este Smoothie tan especial, el dueto formado por Nueces de California y Taurus han decidido enviarme una maravillosa Batidora Óptima Taurus Magnum 6. Perfecta para triturar, mezclar y batir los ingredientes necesarios en tus smoothies, granizados y cócteles. Y es que con tan sólo 2 minutos de batido consigue eliminar todos los grumos, incluso picar los hielos. 



SMOOTHIE DE TARTA COLIBRI

Cantidad para 2 personas (un poco más de 750ml)

INGREDIENTES:
  • 230g piña madura, fresca y natural
  • 230g leche de coco
  • 80g plátano maduro
  • 125g yogur griego azucarado
  • 100g queso philadelphia
  • 50g nueces de california
  • 5-6 hielos



PREPARACIÓN:
  • Todos los ingredientes deben estar fríos de la nevera.
  • Cortamos la piña natural y la troceamos a dados o triángulos pequeños. La colocamos dentro de nuestro vaso de la batidora. Le añadimos la leche de coco y el plátano troceado. Batimos unos 2 minutos a máxima potencia, para que no quede ningún grumo.
  • Incorporamos el yogur griego y el queso philadelphia. Volvemos a batir a máxima potencia. Nuestra mezcla se volverá más blanca y cremosa. 
  • Incorporamos las Nueces de California y los hielos. Picamos unos segundos con el pica-hielos y volvemos a batir unos 2 minutos más a máxima velocidad. 
  • Servimos en nuestra copa o, si queremos hacerlo de manera más original y llamativa, aprovechamos la piña (la vaciamos por completo con ayuda de un cuchillo y una cuchara, la tapamos bien con papel de film y reservamos en la nevera hasta llenar con nuestro smoothie ya listo). 
* Os recomiendo tomar el smoothie de inmediato después de su elaboración para apreciar bien la textura, la temperatura y los sabores. En caso de que lo guardéis en la nevera, os aconsejo volver a batirlo ligeramente cuando queráis tomarlo para volver a obtener la textura cremosa deseada. 



A ver si muchos de vosotros os animáis a acercaros a este evento de celebración. Yo voy a ir preparada con bolígrafo y papel, con cámara en mano y con los ojos bien abiertos! No quiero perderme detalle de toooodo lo que seguro aprenderé de la mano de estos grandes profesionales. 

Por el momento, sigo relajándome en estas mañanas de tanto calor... siempre acompañada de mi Smoothie infalible. Os vais a animar a prepararlo?

Besoooootes <3

22.6.16

HELADO DE AVELLANA TIPO MAXIBON

Buenos días! Hoy los miembros del equipo Megasilvita estamos de celebración... ha llegado el verano, y con él, la maravillosa época de los helados. A mi, me gustan en palo, en galleta, en corte, en cono, con cuchara... y de todas las maneras que pueda imaginarme. Así que, a partir de este mismo instante, mi blog Cookcakes de Ainhoa se convierte en una fuente de inspiración con todo tipo de recetas refrescantes, fáciles y sin horno! Y por supuesto, empiezo con un clásico que me encanta: el helado de avellana, transformado en un Maxibon casero. Estáis preparados?



El Maxibon, sándwich o cubanito es ese helado que se caracteriza por estar recubierto de galleta, chocolate y frutos secos. Vamos, una bomba en toda regla! Y resulta que Sandra, de La receta de la Felicidad tiene una versión propia en su libro Polos y Helados... la excusa perfecta para ponerme manos a la obra, darle mis propias vueltas a la receta y elaborar mi própia combinación. El resultado? Una galleta crujiente de cacao y chips de chocolate, un helado delicioso de avellana y una cobertura de chocolate negro amargo con más avellana


HELADO DE AVELLANA TIPO MAXIBON


INGREDIENTES para la galleta:
  • 150g mantequilla
  • 80g azúcar moreno
  • 2 cucharadas de cacao en polvo
  • 200g harina
  • 1/2 cucharadita de sal fina
  • 100g chips de chocolate negro

PREPARACIÓN de la galleta:
  • Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo. Forramos la bandeja de horno con papel de hornear.
  • En un bol colocamos todos los ingredientes secos, excepto los chips de chocolate negro. Juntamos, pues, el cacao en polvo, la harina, la sal y el azúcar moreno. Con un tenedor, removemos ligeramente para que se mezclen entre ellos.
  • Añadimos la mantequilla fría, de la nevera, cortada a dados pequeños. 
  • Con las manos o con la ayuda de un tenedor, vamos integrando todos los ingredientes, hasta conseguir una masa compacta y homogénea.
  • Incorporamos los chips de chocolate negro y amasamos asegurándonos de que se reparten bien por toda la bola de masa. 
  • Estiramos la masa encima del papel de hornear de la bandeja de horno. Os aconsejo estirarlo lo más rectangular posible para que así podáis aprovechar la mayor parte de la masa luego. 
  • Horneamos durante 10 minutos. Pasado este tiempo, retiramos del horno y sin sacarlas de la bandeja de horno, las colocamos sobre una rejilla durante 10 minutos más. 
  • Cortamos nuestras galletas con un cortador o bien dándoles forma rectangular con un cuchillo o un cortapizzas. Si lo hacéis de esta segunda manera, os irá bien tener una plantilla para que todas las bases de galleta salgan del mismo tamaño.
  • Dejamos enfriar por completo a temperatura ambiente antes de separarlas del papel de horno.



INGREDIENTES del helado de avellana:
  • 400ml nata líquida para montar
  • 300ml leche entera
  • 3 yemas de huevo L
  • 150g azúcar blanco
  • 1/2 cucharada de maicena
  • 30g avellana italiana en pasta
  • 100g avellanas

PREPARACIÓN del helado de avellana:
  • En un vaso, colocamos 20ml de nata líquida para montar y la maicena. Mezclamos con una cuchara hasta que no queden grumos y reservamos para uso posterior.
  • En un cazo, colocamos 180ml de nata líquida para montar, la leche, las yemass de huevo, el azúcar y la pasta de avellana italiana (si no tienes esta pasta, puedes hacerla tu mismo picando durante mucho rato unas avellanas enteras hasta que suelten su jugo y se forme una pasta aceitosa). Lo ponemos a fuego medio-alto hasta que la preparación llegue a ebullición.
  • Entonces, bajamos el fuego a una temperatura baja y añadimos la mezcla de nata y maicena. Con ésto, ayudaremos a que la preparación espese. Por ello, debemos ir mezclando con una pala de madera o unas varillas manuales, evitando que nuestra crema se enganche en la base del cazo o se pueda quemar. Mezclamos unos minutos.
  • Retiramos del fuego e inmediatamente, sin sacar la preparación de dentro del cazo, colocamos éste encima de un bol o una superfície con agua muy fría y hielo. Vamos removiendo para que la temperatura baje rápidamente. Dejamos enfriar por completo y luego lo ponemos en la nevera durante al menos 4 horas. 
  • Pasado este tiempo, picamos las avellanas. Este paso es bastante personal: puedes dejar las avellanas a trocitos, o bien picarlas hasta conseguir una pasta aceitosa, o bien picarlas hasta hacerlas polvo pero que aún quede algun grumo. De esta última manera es como yo lo he hecho... y me encanta!
  • También, montamos los 200ml de nata líquida para montar que aún nos quedan. 
  • Añadimos el picado de avellanas y la nata montada a la preparación fría de helado, con movimientos envolventes y con la ayuda de una espátula de silicona. 
  • Dejamos en la nevera durante toda la noche, o un mínimo de 6 horas. 
  • A la mañana siguiente, mantecamos nuestro helado con ayuda de la heladera. Aproximadamente unos 30 minutos. *Os recuerdo que la heladera debe estar préviamente congelada, 24horas antes de usarla. *Si no tienes heladera, coloca la preparación en un envase de cristal, tápalo con papel film y ponlo en el congelador. Pasada media hora, sácalo del congelador y bate ligeramente. Y así durante unas 2-3 horas, es decir, deberás hacer unos 6 batidos cada media hora.
  • Cuando tengamos la textura cremosa del helado, procedemos a montar nuestros Maxibon.
  • Yo he colocado una base de galleta dentro de un molde del mismo tamaño, he rellenado con el helado de avellana y lo he tapado con otra base de galleta. *Si no tienes un molde del mismo tamaño, puedes extender el helado en una placa de horno o una superfície lisa y grande. Pasadas unas horas (cuando el helado ya tenga más consistencia pero aún no esté congelado del todo), lo sacas del congelador y cortas una porción del mismo tamaño que las bases de galleta. Lo colocas entre dos galletas y al congelador de nuevo. 
  • Envolvemos cada helado con papel film y dejamos un par de horas en el congelador.



INGREDIENTES de la cobertura:
  • 100g chocolate negro 70%
  • Un puñado de avellanas picadas

PREPARACIÓN de la cobertura:
  • Deshacemos el chocolate con ayuda de tandas de 20-30 segundos en el microondas o bien al baño María. Dejamos templar unos minutos.
  • Sacamos los helados del congelador y bañamos la mitad de éstos en el chocolate. Inmediatamente espolvoreamos por encima las avellanas picadas. 
  • Esperamos unos minutos a que el chocolate endurezca por el frío del helado y la galleta congeladas y volvemos a envolver con papel de film. Dejamos en el congelador hasta su consumo.
  • *Os aconsejo sacarlos unos minutos antes de comerlos, para que el helado de avellana adquiera la textura cremosa y sedosa. 



Qué os ha parecido la entrada de hoy? Como mínimo seguro que os ha hecho pensar en esas tardes en la piscina, con los pies en remojo, tomando un rico helado al lado de los vuestros! Que ganas tengo ya de vivir ese momentoooooo! Por mi parte os aseguro que, a pesar de que el tamaño de mis helados era XXL (que le voy a hacer... me pongo a cocinar y siempre me salen cantidades grandotas teniendo en cuenta que sólo nos lo comemos 4 personas) no ha quedado ni las migas de ninguno de ellos! 

Si os habéis quedado con más ganas de helado... que seguuuuuuro que sí porque el amplio abanico de posiblidades es inmenso, os dejo los enlaces directos a otros helados que preparé el verano pasado para mi blog! Riquíiiiiiiiiiiisimos! Helado de Cheesecake y Fresa, copa de helado de Dulce de Leche, Brownie Cheesecake con helado de Frambuesas Frescas, Tarta helada de Turrón y Whisky y un dulzón helado de Chocolate Blanco.  Con cuál te quedas?

Y por si fuera poco, también os proporciono el enlace a las 9 maravillosas propuestas de #heladocasero que todos los bloggers de Megasilvita hemos preparado. Sin lugar a dudas os aseguro que todas ellas son de lo más originales y quedaréis como reyes si las preparáis en cualquier evento con amigos! Porque este verano lo vais a petaaaaar con vuestro Helado Casero!!


1. Helado Blanco y Negro de Merceditas Bakery.
2. Polos de Té verde y Frambuesas de Contigo en la Playa.
3. Helado de Vainilla y Mango de Megasilvita.
4. Helado de Algodón de azúcar de Con aroma de vainilla.
5. Polos de Cheesecake y Cerezas de Un pedacito de Cielo.
6. Helado de Galleta María de Jaleo en la Cocina.
7. Carrot Cake helado de Sophie Bakery.
8. Polos de Daiquiri de fresa de Manzana&Canela.
9. Helado de avellana tipo Maxibon (mi propuesta).

Antes de marcharme definitivamente, espero que mi receta os sirva de inspiración para crear vuestros propios helados para este verano. Y sobretodo que me mostréis vuestras elaboraciones y me déis vuestra opinión!

Besoooooootes <3