TOFFEE NUT LATTE (CAFÉ TIPO STARBUCKS)

7.12.16

Buenos días! Para mi uno de los mayores placeres en Invierno es tomar un café bien caliente. Cada año, ante la llegada de la Navidad, me encanta escaparme a una de esas macrocafeterías super conocidas como es Starbucks a tomar un rico café caliente, especiado, con nata y siropes. Pero como no lo tengo demasiado cerca de casa, este año he querido basarme en su delicioso Toffee Nut Latte para crear mi propio Café Caliente para Navidad.

Toffee Nut Latte (café tipo Starbucks)


No soy especialmente amante del café solo, ni con hielo... pero sí del mocha, el cappuccino, el latte y, también pero en menor medida, el café con leche. La verdad es que las diferencias entre estos tres últimos son bastante pequeñas y se basan principalmente en las cantidades y la forma de preparación. El Latte me encanta porque tiene un sabor muy suave a café gracias a que contiene el doble de leche que de propio café (o incluso menos café aún si lo prefieres!), que, además, endulzado con algún tipo de sirope o salsa lo convierte en éxito. El café que se emplea en su elaboración debe ser espresso (intenso, concentrado y sin mucha agua), el cual se combina con leche cremada y se corona con un poco de espuma de leche.

En esta ocasión, como su nombre indica, he elaborado mi propio Toffee Nut Latte basándome en los ingredientes del mítico café de Starbucks pero totalmente a mi gusto. Para ello, he elaborado una salsa de caramelo y nueces, un latte y lo he coronado con un poco de nata montada y canela. Rapidísimo y riquísimo! Queréis la receta?

Toffee Nut Latte (café tipo Starbucks)


TOFFEE NUT LATTE (CAFÉ TIPO STARBUCKS)


INGREDIENTES para el Toffee Nut Latte:
  • Café espresso
  • Leche
  • Pasta de Caramelo y Nueces (50ml nata líquida para montar caliente, 40g azúcar blanco, 12g mantequilla, 30g nueces)
  • Azúcar blanco
  • Nata líquida para montar

PREPARACIÓN del Toffee Nut Latte:

Empezamos elaborando la Pasta de Caramelo y Nueces (cantidad aproximada para 4-5 cafés):
  • Para ello, necesitamos tostar las nueces, o bien al horno o bien con una sartén a fuego medio unos minutos. Cuando estén listas, procedemos a triturarlas por completo hasta conseguir una pasta aceitosa (como cuando hacemos praliné).
  • En un cazo a fuego medio ponemos el azúcar blanco para elaborar nuestro caramelo. El azúcar, en contacto con el calor, se irá deshaciendo hasta obtener un caramelo de un tono marrón claro (si oscurece mucho, se quema y queda demasiado fuerte de sabor). Es importante que no removais ni toquéis el azúcar cuando se está convirtiendo en caramelo ya que pueden formarse cristales. Cuando esté todo el azúcar disuelto con el tono marrón deseado, retiramos del fuego.
  • Añadimos la nata líquida para montar (la calentamos previamente en el microondas sin que llegue a ebullición), poco a poco, en forma de hilo, mientras removemos con unas varillas de mano o una pala de madera. La mezcla de caramelo y nata espumará, subirá en el cazo y puede salpicar. Hay que ir con cuidado porque podemos quemarnos.
  • Incorporamos también la mantequilla y la pasta de nueces trituradas. Mezclamos para que se disuelva y se integre todo.
  • Volvemos a colocar a fuego medio unos 3 minutos más para disolver posibles grumos.
  • Retiramos, metemos en un tarro de cristal y dejamos a temperatura ambiente.

Ahora ya podemos elaborar nuestro café caliente, Toffee Nut Latte (las cantidades de los ingredientes dependerán de la cantidad de vasos de café que queráis preparar, por eso, yo os voy a indicar las proporciones para cada vaso) (mi elaboración es a mano, sin uso de máquina especializada en este tipo de café):

  • Preparamos el café espresso y, recién hecho, rellenamos un poco menos de 1/3 de nuestro vaso. Le incorporamos una cucharada generosa de pasta de caramelo y nueces y una o dos cucharaditas de azúcar blanco. Mezclamos con una cuchara para que se disuelva bien.
  • Calentamos la leche en el fuego o bien en el microondas (si lo hacéis así, calentar 1 minuto). Inmediatamente, con unas varillas de mano o bien una batidora eléctrica, batimos a velocidad media para que la leche espume. Adquirirá aire y ésto hará que la parte superior de la leche se forme espuma. Rellenamos un poco menos de 2/3 del vaso con la leche. En la parte superior, colocamos una capa fina de espuma de leche.
  • Montamos un poco de nata y, con ayuda de una manga pastelera y una boquilla de estrella, colocamos un poco de ésta en la parte superior de nuestro café latte.
  • Espolvoreamos un poco de canela en polvo. Y listo!
Toffee Nut Latte (café tipo Starbucks)

Este Toffee Nut Latte me ha parecido ideal para esta época del año en la que empezaremos a querer tener un café caliente entre nuestras manos para coger un poco de calor. El sabor a café es muy suave; la leche, la espuma y la nata le aportan cremosidad; y el caramelo, las nueces y la canela aportan ese guiño dulce, divertido, invernal y navideño. Además me parece genial que, al no ser unas cantidades fijas, puedes adaptarlo totalmente a tu gusto, añadiéndole más nueces y caramelo, o bien cargándolo con un poco más de café espresso.

Caeréis en la tentación de tomar uno de estos deliciosos cafés calientes junto a un polvorón o un trozo de turrón de Jijona? Os aseguro que no os llevará más de 15 minutos elaborarlo!

Toffee Nut Latte (café tipo Starbucks)

Espero que os animéis a preparar vuestro propio Toffee Nut Latte. E incluso a variar el tipo de frutos secos o especias, estoy segura de que también quedará delicioso!

Os espero aquí para leer vuestros comentarios, resolver vuestras dudas y ver las fotos de vuestros propios cafés de Navidad. Me las haréis llegar?

Besoooootes <3

No hay comentarios:

Publicar un comentario