CUPCAKES DE MOKA

18.5.15

Buenos días!!!

Lo primero de todo de hoy es... pediros disculpas! Porque? Pues porque la semana pasada tenía pensado preparaos el post con mi viaje a Madrid y su respectiva ruta repostera y mi experiencia en el curso con Alma de Canal Cocina. Pero entre una cosa y otra se me echó el tiempo encima y al final no he podido hacerlo! Y dos... porque os debo muchas respuestas a vuestros mensajes pero tengo tantos acumulados que no encuentro el momento de hacerlo... lo siento! Siempre me quedará agosto, contestando desde la tumbona de la piscina o en la playa... ya me estoy viendo jajajajajaja

Pero os aseguro que hoy os compenso estas dos situaciones... Porque? Pues porque os traigo una receta de esas que te chupeteas los dedos y te pasas la lengua por alrededor de la boca con solo oír de qué se trata! 



La verdad es que estos cupcakes llevaban escondiditos en mi disco duro externo desde hace la friolera de 9 meses! De hecho, mi objetivo era que fueran mi primera entrada el día 1 de Enero... pero claro, entended que en esas fechas no estaba yo por la labor jajajajajaja Así que, con la tontería de una cosa y otra, me he dicho: de hoy no pasan! Y aquí están, por fin.

Porque se merecen estar en mi blog, porque están riquisisisisisiimos, porque los sabores son espectaculares, porque me comería uno cada día y porque, no puedo negarlo, su presentación me tiene enamorada <3



Antes de empezar con la receta, os cuento un poco en que consisten. Se trata de unos cupcakes de Moka compuestos por dos partes: la base combina la intensidad del café con el toque sabroso del chocolate negro; el frosting aporta una suavidad que me cautiva, hecho con una chantilly de café. 

CUPCAKES DE MOKA


INGREDIENTES para la base:
  • 1 huevo M
  • 40ml leche entera (también sirve semidesnatada)
  • 40g mantequilla
  • 70g harina
  • 50g azúcar
  • 1 cucharada de café soluble
  • 1 cucharada de cacao en polvo
  • 1/2 cucharadita de pasta de vainilla
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo


PREPARACIÓN de la base:
  • Antes de empezar, precalentamos el horno a 170º con calor arriba y abajo, y preparamos las capsulas elegidas dentro del molde para cupcakes. En mi caso, he escogido unas cápsulas de silicona en forma de tacita... monísisisisisisimas y que, además, no necesitan el molde, van directamente así al horno.
  • Dejamos la mantequilla a temperatura ambiente hasta que obtenga una consistencia pomada, es decir, cuando al tocarla o presionarla con el dedo, nuestra huella se queda claramente marcada. 
  • Juntamos la harina, la levadura y el cacao en polvo en un bol, lo tamizamos y reservamos. 
  • En un vaso, colocamos la leche junto a la vainilla y el café, mezclamos ligeramente con una cucharita y reservamos. 
  • Ahora, empezamos a preparar la masa: en el bol de  la batidora o de nuestro robot, juntamos la mantequilla con el azúcar. Batimos hasta obtener una crema más blanquecina y cremosa, aumentando la velocidad progresivamente. Entonces, añadimos el huevo y seguimos batiendo hasta que la mezcla aumente de volumen y espume. 
  • Incorporamos la mitad de la harina+levadura+cacao que antes ya hemos tamizado. Ahora debemos mezclar muy suavemente, a la velocidad mínima o bien con la ayuda de una espátula. Sólo hasta que esté bien integrado y no haya grumos en la masa.
  • Añadimos el vaso con la leche, la vainilla y el café y seguimos batiendo a velocidad mínima, lo justo y necesario para que se integre correctamente.
  • Incorporamos la otra mitad de la harina+levadura+cacao, siguiendo los mismos consejos. 
  • Con la ayuda de una cuchara de helado o como normalmente lo hagáis vosotros, rellenamos nuestras cápsulas para cupcakes. Con estas cantidades os salen únicamente 4 cupcakes... si apuráis y son chiquititos, unos 5. Es genial porque normalmente las recetas son para unos 12 cupcakes y claro... hay que hacer reducciones siempre... así que, receta perfecta para aquellos que son pocos en casa!!! (bieeeeeeeeeeeeeeen! jajajajajaj)
  • Horneamos durante aproximadamente unos 20-22 minutos, hasta que al pincharlos con un palillo, éste sale limpio y seco. Recordad que cada horno es un mundo así que puede que os tarden más o menos de este tiempo, pero nunca abráis la puerta del horno antes de los 18 primeros minutos o vuestros cupcakes pueden hundirse, sin solución ninguna!. 
  • Cuando estén listos, los sacamos del horno y los dejamos enfriar por completo encima de una rejilla. 



INGREDIENTES para la chantilly:
  • 125ml nata líquida para montar
  • 1 cucharada de azúcar glas
  • 1/4 cucharadita de café soluble
  • 1 pizca de gelatina en polvo (opcional - para dar un poquito más de estabilidad a la crema)
  • Cacao en polvo (opcional - para decorar)
  • Láminas de chocolate negro (opcional - para decorar)


PREPARACIÓN de la chantilly:
  • Directamente de la nevera, ponemos la nata líquida en el bol de nuestra batidora o robot y, junto al azúcar glas, empezamos a batir. Cuando la nata esté semi montada, incorporamos la gelatina en polvo y el café soluble y continuamos batiendo. Estad muy atentos porque en cualquier despiste esta crema se corta!!! Así que hay que estar mirándola fijamente o hace de las suyas. En un par o tres de minutos está lista. (Os lo digo por experiencia propia... tengo un máster en cortar la nata y la crema de queso jajajajaja)
  • Cuando esté lista, os recomiendo meterla dentro de la manga pastelera, ya con la boquilla escogida, y ponerla unos minutos en la nevera para que coja más cuerpo. Así será más fácil decorar nuestros cupcakes y que el dibujo quede más marcado.
  • Decoramos nuestro cupcake con la forma escogida (en mi caso, he usado la boquilla 1M de Wilton, realizando el típico copete en espiral). Espolvoreamos el cacao en polvo y coronamos el cupcake con las láminas de chocolate negro. A comeeeeeeeeeeer!!



Ahora que ya conocéis el paso a paso para prepararlos, podéis ver que son de los más fáciles y con ingredientes de lo más sencillitos de encontrar! Vamos, que no hay excusa para prepararlos cualquier día que os venga ese antojito de dulce rico, o tengáis invitados en casa, que eso siempre motiva a preparar algo dulce :)


Y cómo no, os pongo mi valoración personal, que como siempre soy totalmente sincera (ya sabéis que cuando una cosa no me ha salido del todo bien y tal, yo os lo digo sin ningún tipo de pudor.. que no hay que esconder nada!). 

La base es suuuuper esponjosa.. vamos, ha pasado la prueba del dedo con un enorme excelente: lo he espachurrado varias veces y sí, vuelve al sitio!! Además solo hace falta darle el primer bocado para ver que se deshace en la boca :) También me ha encantado que se pueden diferenciar todos los ingredientes y se nota claramente que lleva café y chocolate... vamos, una receta apuntada para repetir, seguro! De hecho, ya la he usado en otra receta, así que en cuanto pueda la volveréis a ver en mi blog, en otro formato y con otras combinaciones. 

En cuanto a la crema, es espectacular!!! Mira que me daba un poco de reparo eso de ponerle café a la chantilly porque pensaba que se quedaría más liquida o algo.. pero de eso nada! Tiene esa suavidad característica de la nata montada (nyaaaaaaaaaaaaaaam!) y un toque ligero  y riquísimo a café, que combina a la perfección con la intensidad de la masa del cupcake. 

Vamos... que el moka ya me gustaba de por sí, pero después de estos cupcakes, he entrado en un amor absoluto hacía este trío impecable: nata-café-chocolate!



Y hasta aquí la entrada de hoy :) Espero que os haya gustado la idea de hoy y sobretodo que la probéis... creo que no os va a decepcionar nada de nada de nada!

Besoooooooooooooootes <3

10 comentarios:

  1. Que pinta nena! Me encantan, un besito guapa!

    ResponderEliminar
  2. Receta riquísima dónde las haya Ainhoa!! A nosotras nos vuelve locas esta mezcla de sabores! Es nuestra preferida!! y hasta hace un par de semana no la habíamos probado de hacer en repostería ¿te lo puedes creer? jejeje
    Nos ha encantado tu receta, como siempre, y tus fotos!!! Que maestra! Nos tienes que enseñar!! jejeje
    Por cierto, las tazas también las tentemos! Es más, fueron un regalo! jejeje
    Un besote enorme!!!

    ResponderEliminar
  3. Pero que cosa más rica has preparado, te perdonamos lo de tu post del viaje a cambio de un par de esas tacitas, que mona la presentación!!Besos de Bea y Mara

    ResponderEliminar
  4. mmmmmm nata cafe y chocolate.... eso tiene que estar increible!!!!!!!! y a mi tambien me encanta la presentacion!!!! son geniales para cuando venga gente a casa!! voy a tener que irme de tienda a buscar esas tacitas jejejeje

    Besitoss

    ResponderEliminar
  5. Llevo tiempo pensando en hacer unos cupcakes de café para estrenar esas cápsulas de tacita que también las tengo. La receta me viene ideal y me gusta mucho la crema al ser distinta a la buttercream, me llama mucho la atención. Me la apunto!! Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola,,,quería hacerte un par de preguntas
    Le pusiste a las tacitas papel de cupcakes???
    Y la otra si la pusiste al horneadas sobre una bandeja de cupcakes?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lidia! No, a las dos preguntas jajaja Estos moldes son de silicona y se hornea directamente dentro de ellos, sin papel. Y por su material tampoco hace falta poner las tazas dentro de ningún molde, aguantan perfectamente.
      Si no tienes los moldes, puedes hornear los cupcakes en papel y bandeja como cualquier otra receta sin problemas!

      Eliminar
  7. Muchas gracias, por cierto te han quedado preciososss

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias , por cierto te han quedado preciososss

    ResponderEliminar
  9. Buenísimos los he hecho este fin de semana y han sido un éxito. Gracias por compartir.

    ResponderEliminar